BMS y Gilead – El Ministerio de Sanidad aprueba la primera terapia triple para el VIH en un único comprimido al día

Canal: Profesional

Atripla® constituye una combinación a dosis fijas de tres compuestos antirretrovirales que además de simplificar al máximo el tratamiento frente al VIH/SIDA mantiene la eficacia a largo plazo, con unos elevados niveles de supresión de la carga viral. La indicación autorizada por la Agencia Europea de Medicamentos es para adultos infectados por el VIH, que lleven más de tres meses con su terapia actual y el virus bajo control.

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha autorizado el uso de Atripla®, la primera terapia triple en un solo comprimido una vez al día, para tratar la infección por el VIH en adultos. Cada pastilla contiene 600 mg de efavirenz, 200 mg de emtricitabina y 245 mg de tenofovir disoproxil fumarato. En nuestro país está comercializado por los laboratorios Bristol-Myers Squibb y Gilead Sciences.

En términos de eficacia y comodidad terapéutica, Atripla® constituye un punto y aparte en el tratamiento del VIH/SIDA. Según el doctor José María Gatell, del Hospital Clínico de Barcelona, nadie podía imaginarse hace 10 o 12 años, cuando todavía se trataba de una infección mortal, que en tan poco tiempo podría utilizarse una combinación triple a dosis fija en un solo comprimido. “No encontraremos otro ejemplo en la historia de la medicina con una evolución terapéutica parecida en sólo 25 años; en apenas cinco años se pasó de no tener nada a tener los primeros medicamentos; una década después, la que va del año 86 al 96, pudimos disponer de tratamientos de alta actividad; y ahora ya podemos mantener esa elevada eficacia con un solo comprimido. Son tres escalones que se han subido con mucha rapidez. Será difícil conseguir algo más sencillo que Atripla®”.

En un tratamiento que, según el doctor Santiago Moreno, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, hace dos décadas requería tomar hasta 20 comprimidos al día, la llegada ahora de Atripla® con el comprimido único facilita enormemente el cumplimiento y, por tanto, reduce mucho el riesgo de que el virus se haga resistente. “Que sea un solo comprimido al día es una manera de proteger contra la aparición de resistencias en caso de abandono o mal cumplimiento. En cualquier caso, la calidad de vida es la gran beneficiada. El impacto psicológico sobre el paciente es muy importante: por más que uno sepa que el fármaco incluye tres componentes, la sensación que predomina es la de que basta tomarse una sola pastilla al día para controlar una infección, que hace años parecía poco menos que imposible poder ser tratada con una pauta tan sencilla”.

El doctor Gatell coincide en destacar “el efecto psicológico asociado al nuevo fármaco”. “Ya disponíamos desde hace tiempo de estrategias muy sencillas que requieren pocos comprimidos, pero, aún así, pasar de dos o tres a sólo una pastilla tiene un valor especial para el paciente. Es algo que va más allá de los fríos datos de eficacia o seguridad que avalan siempre a un medicamento”, afirma.

Atripla® constituye una combinación a dosis fijas de tres compuestos antirretrovirales que además de simplificar al máximo el tratamiento frente al VIH/SIDA (un solo comprimido una vez al día) mantiene la eficacia a largo plazo, con unos elevados niveles de supresión de la carga viral. La indicación autorizada por la Agencia Europea de Medicamentos es para adultos infectados por el VIH, que lleven más de tres meses con su terapia actual y el virus bajo control (menos de 50 copias del ARN del virus por ml). Es preciso que no hayan tenido fracaso virológico con tratamientos antirretrovirales previos y que no presenten resistencia conocida a ninguno de los tres fármacos que contiene Atripla®. Según el doctor Moreno, el uso del nuevo medicamento es muy esperado entre los pacientes porque un buen porcentaje de ellos, en torno al 70%, inicia el tratamiento con combinaciones basadas en efavirenz. La aprobación española viene precedida por las concedidas por la Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos en 2006 y por la más reciente a nivel europeo el pasado mes de diciembre.

El principio activo efavirenz está comercializado por Bristol-Myers Squibb con el nombre comercial de Sustiva® en Estados Unidos, Canadá, Francia, Irlanda, Alemania, Italia, España y el Reino Unido. En el resto de países europeos en los que está disponible y en otros países fuera de Europa la compañía que lo distribuye es Merck & Co., Inc, a través de su filial Merck Sharp & Dohme (MSD) bajo la marca Stocrin®. Los principios activos emtricitabina y tenofovir disoproxil fumarato están comercializados por Gilead Sciences bajo el nombre comercial Emtriva® y Viread®, respectivamente, y, por lo general, se prescriben de forma conjunta en un solo comprimido una vez al día con el nombre comercial de Truvada® para ser utilizado en combinación con otros fármacos.

La solicitud de aprobación que se hizo en octubre de 2006 a la Agencia Europea de Evaluación del Medicamento (EMEA) fue posible gracias a un acuerdo adquirido en Irlanda por parte de Bristol-Myers Squibb, Gilead Sciences y Merck Sharp & Dohme Limited.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR