Bayer HealthCare – Presentada la “Guía de manejo de la Xerosis cutánea”

Canal: Profesional

Bayer HealthCare ha presentado recientemente en Madrid la "Guía de manejo de la Xerosis cutánea", un documento elaborado por el Grupo Asesor de Expertos en el estudio de la piel seca, cuyo objetivo es informar sobre las últimas investigaciones respecto a los factores influyentes de la piel seca y la mejor estrategia para el cuidado diario de la piel, especialmente de la seca y sensible.

El Dr. Agustín Alomar, Jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y coordinador del Grupo Asesor, explicó que la piel seca o xerótica es un trastorno muy frecuente que se origina porque “ha perdido su capacidad de retener suficiente cantidad de agua, por lo que se presenta con un aspecto descamativo y pierde su característica principal: la elasticidad”.

Existen varios factores que pueden condicionar la instauración de una piel de aspecto seco: factores facilitadores (probabilidad más elevada de padecer o presentar una característica o patología en concreto; por ejemplo, la herencia genética), factores precipitadores (aquellos que anticipan un proceso determinado, como el envejecimiento de la piel, las enfermedades concomitantes o la toma asociada de fármacos que alteran la composición y función de la piel), y factores desencadenantes, que son aquellos que por sí mismos pueden provocar xerosis o piel seca (condiciones ambientales, agentes químicos y físicos).

Sin embargo, como indicó el Dr. Alomar, no existe una definición clara para la sequedad cutánea, ya que esta sequedad también se puede observar en personas sanas, debido a múltiples causas como el régimen de vida, el ambiente, las actividades del trabajo, etc.

Entre las patología cutáneas que pueden cursar con piel seca destacan la xerosis invernal (el tiempo frío y la disminución de la humedad ambiental que se produce durante la temporada invernal se relacionan con una reducción de la hidratación cutánea), la piel senil (la sequedad cutánea afecta, por lo menos, al 75 por ciento de las personas mayores de 75 años y es la causa más frecuente de prurito sin lesiones cutáneas llamativas) y la ictiosis (la piel extremadamente seca puede derivar en una enfermedad escamosa hereditaria).

También es muy frecuente la dermatitis, como la atópica (inflamación crónica de la piel que evoluciona por brotes, y que en el 60 por ciento de los casos se presenta durante el primer año de vida), de las manos (causada por una exposición prolongada y repetida a productos irritantes como detergentes y jabones), plantar (se presenta especialmente en la población juvenil y se manifiesta en forma de sequedad, escamas, lesiones, grietas, aumento del grosor de la piel y comezón en la planta de los pies) y la dermatitis relacionada con estados carenciales, que provocan alteraciones en los tejidos con elevada tasa de renovación.

Cuidado de la piel

Mantener unos hábitos de vida saludables, seguir una alimentación equilibrada y variada, hacer ejercicio regularmente, descansar entre seis y ocho horas diarias y utilizar jabones para la higiene diaria con humectantes y pH ácido, son algunos consejos a tener en cuenta para ofrecer a la piel un cuidado adecuado.

Además de estos cuidados generales dirigidos a cualquier tipo de piel, en el caso de la piel seca deben adquirirse ciertos hábitos higiénico-cosméticos, como ducharse con agua templada, evitar la fricción de la piel seca con esponjas o guantes de baño, utilizar jabones específicos que no resulten irritantes y aplicar tratamientos tópicos que favorezcan la restauración de los elementos epiteliales alterados.

Los últimos avances en el conocimiento de la estructura y fisiología de la piel contemplan la aplicación tópica de sustancias que puedan penetrar rápidamente en la piel y actúen en el interior de la epidermis. Este enfoque se denomina “método de dentro a fuera”, y es el que está demostrando los mejores resultados.

La mayor parte de los preparados para el tratamiento de la piel seca se denominan emolientes o hidratantes, y se presentan en forma de emulsiones O/A o A/O, según el grado de deshidratación que presente la piel. Según se recoge en la guía, “algunos principios activos como el dexpantenol (pro-vitamina B5) favorecen la diferenciación epidérmica, es decir, la regeneración de la piel, por lo que es útil incluirlos en los preparados a aplicar para el tratamiento de la piel seca”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR