Avances en LASIK

Canal: Profesional

La cirugía con láser Excimer o LASIK es uno de los últimos grandes avances de la Oftalmología, aunque sus posibles complicaciones hacen que muchos profesionales aún muestren recelo. Sin embargo, los especialistas en cirugía refractiva reunidos en el 78 Congreso de la Sociedad Española de Oftalmología celebrado en Murcia creen que ya existe experiencia suficiente para avalar la gran eficacia de esta técnica, siempre que se diseñe una intervención personalizada, con un estudio de la retina del paciente.

Especialidades relacionadas: Oftalmología

Según el doctor José F. Alfonso Sánchez, de la Unidad de Cirugía Refractiva del Instituto Oftalmológico Fernández Vega de Oviedo, el LASIK es una técnica “que se ha consolidado como fiable y segura en cuanto a los resultados”, aunque reconoce que “no está exenta de complicaciones, de las que se ha de informar al paciente” por lo que se debe hacer una escrupulosa selección de pacientes a operar, “la cirugía refractiva -continúa el doctor Alfonso Sánchez- es uno de los grandes avances de los últimos años, pero hay que personalizar el tratamiento y hacer una indicación dependiendo de las características de su ojo”.

Hoy el LASIK se emplea en la corrección de los tres principales defectos de refracción: miopía, hipermetropía y astigmatismo. Las indicaciones dependen de la edad y del número de dioptrías. Como explica el doctor Alfonso Sánchez, en cuanto a la edad, lo normal es operar a pacientes entre 25 y 45 años, aunque “también se puede operar antes y después, por supuesto, pero el grupo principal de pacientes está en esas edades”.

De hecho, hasta hace poco, la cirugía refractiva no era recomendada en niños, pero el doctor Elio Díez-Feijoo Arias, de la Universidad de Santiago de Compostela presentó durante el congreso su experiencia con esta técnica en niños de 4 a 8 años con resultados más que prometedores. “Las lentes intraoculares tienen muchas ventajas en niños pero hasta hace relativamente poco estaban proscritas porque se sospechaba que podían dar complicaciones”, explica este especialista.

Pero su grupo de investigación ha conseguido buenos resultados con lentes intraoculares es niños junto a una rehabilitación completa de la miopía y del ojo vago. Con ello han conseguido “algo inesperado, operaciones funcionales en niños que por su edad eran malos candidatos a cirugía”, un resultado que han publicado en una revista norteamericana y que, en opinión de este oftalmólogo, lleva a revisar “las indicaciones de la cirugía refractiva pediátrica”.

En cuanto a dioptrías, el doctor Alfonso Sánchez señala que hoy se pueden corregir bien hasta diez o doce dioptrías y en astigmatismo se pueden corregir cinco o seis, las mismas que en hipermetropía. Pero éstos son valores generales, el grado de corrección final debe depender de ese estudio personalizado que, según las características del ojo, ayudará a optimizar los resultados corrigiendo más dioptrías o obligará a corregir menos para evitar complicaciones si se intuyen.

“Hay pacientes que por características de su córnea no puedes corregir más de cinco o seis dioptrías. Y hay otros en los que puedes corregir doce e incluso trece. Por eso hay que individualizar el tratamiento, personalizarlo y hacer una indicación dependiendo de las características de su ojo”, vuelve a subrayar el doctor Alfonso Sánchez.

Otro de los avances en LASIK destacado por su colega y presidente de la SEO, el doctor Alfredo Domínguez Collazo, es que “hoy los aparatos de seguimiento son mucho mejores y nos permiten seguir los movimientos oculares varios miles de veces por segundo, lo que es importante para que el centrado de la óptica que fabricamos sea buena”. Otro avance es que los nuevos LASIK, guiados por ordenador, permiten “un punto de ataque menor de un milímetro”, lo que hace que puedan crear “una superficie más suave y dibujar la forma de la ablación a medida de nuestros deseos”, añade.

El estudio de las aberraciones es otra de las novedades destacadas por el doctor Domínguez Collado. Aunque el concepto “es muy antiguo, el primer aberrómetro lo ideó un jesuita en el año 1600 y hoy se empiezan a utilizar ópticas que fueron desarrolladas dentro del proyecto de escudo de misiles norteamericano conocido como La guerra de las Galaxias“, explica el doctor Domínguez. Este estudio, continúa, “permite conocer qué aberraciones tiene cada ojo en particular para luego hacer el dibujo de la ablación en el láser de acuerdo con el frente de ondas, de forma que si el láser dispara más en la zona de la aberración para igualarla con el resto de la córnea”. El resultado es que se consigue que los pacientes operados con cirugía refractiva consigan una mejor visión en condiciones de poca luz.

Otras novedades del 78 Congreso de la SEO:

Avances en cirugía refractiva

Avances en lentes intraoculares

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR