Aumenta la exposición a radiación por imágenes médicas

Canal: Profesional

Debido a la creciente utilización de estas técnicas en las últimas dos décadas, algunas estimaciones predicen que el 2 por ciento de todos los cánceres en el futuro serán el resultado de la exposición a las radiaciones.

Aumenta la exposición a radiación por imágenes médicas
Especialidades relacionadas: General, Radiodiagnóstico

La preocupación por la sobrexposición a la radiación, debido al uso excesivo de la imaginología médica, ha pasado a primer plano en los últimos años. Ahora, un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF), y el Grupo del Instituto para la Investigación sobre la Salud, muestra que la imagen médica es cada vez más utilizada, incluso en las Organizaciones de Mantenimiento de Salud (Health Maintenance Organizations, HMOs).

Publicado esta semana en el Journal of the American Medical Association (JAMA), el estudio es el primero en observar cómo la exposición a la radiación ha crecido dentro de los grandes sistemas integrados de salud.

Estudios anteriores han mostrado un aumento en la exposición a la radiación, debido a la imagen médica, en el ‘pago-por-servicio’ de los hospitales y clínicas privados, que hacen más dinero cuantas más exploraciones realizan. Algunos expertos habían especulado que la exposición a la radiación podría ser diferente en los sistemas de salud donde los incentivos financieros para llevar a cabo estas prácticas no existen. “Pensábamos que la tasa de exposición a la radiación, en estos casos, sería menor”, afirma Rebecca Smith-Bindman, profesora de Radiología e Imagen Biomédica en la UCSF, quien añade que, sin embargo, “nuestros resultados mostraron un crecimiento muy similar en el uso de imágenes dentro de estos entornos integrados”.

El trabajo mostró un dramático incremento en las tasas de toma de imágenes, y una duplicación de la proporción de pacientes que sufrieron exposición a radiaciones altas, y muy altas, desde 1996 hasta 2010. El número de exámenes por ultrasonido se duplicó, el número de tomografías computarizadas (TC) se triplicó, y se cuadruplicó el número de imágenes por resonancia magnética.

El aumento de la exposición a la radiación, debido a la imagen médica, es una causa de preocupación pública por el riesgo de cáncer que conlleva. Las técnicas de imagen que utilizan radiación ionizante (como las tomografías computarizadas) tienen el potencial de causar cáncer y, debido a la creciente utilización de estas técnicas en las últimas dos décadas, algunas estimaciones predicen que el 2 por ciento de todos los cánceres en el futuro serán el resultado de la exposición a las radiaciones.

En su estudio, Smith-Bindman, y sus colaboradores, examinaron los registros de salud de millones de pacientes en varios estados del Oeste y el Medio Oeste de los Estados Unidos, que participan en seis grandes sistemas integrados de salud. Este es el primer gran estudio en examinar cómo ha aumentado la exposición a la radiación dentro de estos sistemas.

Para sorpresa de los investigadores, para los pacientes en estos sistemas, al igual que para el resto de la población de los EE.UU., la cantidad media de radiación ha aumentado en las últimas dos décadas. El nuevo estudio mostró una duplicación de las tasas de formación de imágenes y, en 2010, por cada 100 pacientes adultos, se realizaron alrededor de 20 TC. Además, un número significativo de individuos en estos sistemas se someten a pruebas repetidas, por lo que están acumulando la dosis de radiación que se encuentra en el rango donde el cáncer es una preocupación real.

Un informe reciente, publicado en The Lancet, mostró una asociación directa entre la exposición a la TC y el riesgo de cáncer en los niños, explica la coautora Diana Miglioretti, experta en Bioestadística. Según Miglioretti, “en nuestro estudio de cohorte, entre el 10 y el 20 por ciento de los niños que se sometieron a una sola TC de cabeza, recibieron dosis de radiación en el rango que triplica el riesgo de cáncer de cerebro, o de la leucemia”. Además, casi un 4 por ciento de los pacientes que se sometieron a algún tipo de imagen, recibieron dosis muy altas de radiación -por encima del límite de lo permitido por la Comisión Reguladora Nuclear de EE.UU.

Para abordar el problema, concluye Smith-Bindman, tanto médicos como pacientes deben cambiar sus expectativas. Los pacientes necesitan involucrarse en el proceso de toma de decisiones de los médicos, e insistir en la necesidad y la seguridad de todas las exploraciones radiológicas a las que se someten. El procesamiento de imagen avanzado es un excelente recurso cuando se usa, si es necesario, pero la necesidad de la exploración tiene que ser medida según el riesgo potencial.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR